El Padre Pablo, nuevo Párroco de Matheu: “a los que todavía me miran de la vereda de enfrente los invito a que crucen la calle y se sumen”

El Padre Pablo, nuevo Párroco de Matheu: “a los que todavía me miran de la vereda de enfrente los invito a que crucen la calle y se sumen”

Tiene apenas treinta años. Oriundo de Maquinista Savio, el Presbítero Pablo Villalba es el nuevo Cura Párroco de Matheu desde el 10 de junio próximo pasado, reemplazando al Padre Luis Grassi, quien estuvo nada más ni nada menos que 27 años al frente de la Parroquia San Juan Bautista. Y ésto es, más allá de su juventud, lo que representa un desafío en su misión eclesiástica: “sé que la gente me mira un poco de costado porque soy joven, la mayoría creen que los curas son viejos, pero esta renovación que se está produciendo en la Iglesia hace que sacerdotes cada vez más jóvenes estén a cargo de grandes Parroquia; aquí la gente estaba acostumbrada a otra manera de llevar adelante esta tarea que me toca, y es lógico por la cantidad de años que estuvo el mismo sacerdote, pero a los que todavía me miran de la vereda de enfrente, los invito a que crucen la calle y se sumen a trabajar”, expresó con tono conciliador y sonriente.

Pero en esta nota concedida a La Palabra de Matheu, el Padre Pablo habló también de otros temas, por ejemplo, qué impresión tiene de esta comunidad Matheuense: “encontré mucha gente con ansiedad y ganas de trabajar, Matheu parece chico pero es muy grande, hay siete capillas y una Parroquia para atender de manera pastoral, mi idea es trabajar en conjunto, formar una familia con una casa de puertas abiertas, aquí hay mucho por hacer”.

padre 2

Lo que percibo como preocupación general en el vecino – prosiguió el Padre – es la falta de trabajo o la inestabilidad del mismo, hay inseguridad y desconcierto, lo que se traduce en falta de esperanza, así que es bueno acompañar desde la Iglesia a todos aquellos que pasamos por ésto, y digo “pasamos” porque yo vengo de una familia trabajadora, de un barrio, que la ha peleado de abajo, conviviendo con los mismos problemas; y en ésto entran los jóvenes, a quienes quiero convocar a trabajar, no sólo para la Iglesia, me gustaría que tengan una motivación y un incentivo para sus vidas, mi tarea pastoral siempre estuvo ligada a grupos de jóvenes, y acá veo que en esta Parroquia faltan jóvenes, hay un bache generacional que no está en la Iglesia y quiero ofrecerles un lugar, que sepan que hay un Dios, que hay esperanza, que acá tienen un lugar donde los vamos a recibir de la mejor manera”.

Para concluir, consultado acerca de si es necesario abrir más capillas en los barrios, el Padre Pablo dijo que “más que abrir nuevas, hay que llenar las que están, casi no me da el tiempo para llegar a todos los templos, me ayuda el Diácono José en muchas cuestiones, pero es mucho el trabajo que hay en Matheu en este aspecto; los quiero invitar a todos a encontrarse con Jesús, días pasados en una misa destacaba que en uno de sus pasajes, la Biblia dice “aunque tu madre y tu padre te abandonen, yo nunca te abandonaré”, es bueno recordar que todos somos hijos de Dios y que no hay que esperar a estar mal o tener alguna dificultad para recordar que Dios existe, Él camina al lado de nosotros, y ojalá nos permita crecer como comunidad y nos bendiga dándonos más dignidad y más trabajo para todos”.-

Escribir un comentario